CREAR UNA TIENDA ONLINE CON ÉXITO

CREAR UNA TIENDA ONLINE CON ÉXITO

Si tienes un inventario de productos que vender, tanto si tienes una tienda física como si no, tu presencia online es obligatoria ya que el número de personas que te pueden visitar en la calle de tu ciudad es mucho menor que el de los visitantes que puedes tener en la red desde todo Mexico.

Además, esos compradores que pasan por la calle, probablemente comparen precios o su experiencia con tus competidores, lo que no siempre ocurrirá si apareces online, ya que al buscar y encontrarte acabarán en una única tienda, la tuya.

 Esta sección cubre cómo manejar con éxito el mecanismo de una tienda online con productos que pueden ser comprados directamente, por lo que el cómo generarás dinero online está claro, ahora solo tenemos que prepararnos para hacerlo de la mejor forma.

CONOCE BIEN TUS PRODUCTOS

Es importante que conozcas bien los productos que quieres vender y los retos que representan o, en caso de que aún lo estés pensando, ten en cuenta estos factores que serán clave a la hora de encarecer tu logística o mantenimiento.

Márgenes de beneficio de cada producto Tu tienda online o ecommerce se basará principalmente en productos que pueden estar en dos grupos de ingresos económicos:

  • Puedes vender mucho volumen y los márgenes son pequeños por
    unidad.
  • Planeas vender pocos pero tus beneficio por cada uno será mucho más
    alto.

Debes conocer cuánto beneficio te genera tu unidad; tanto el beneficio bruto (el precio que se paga por él menos su coste real para ti) así como el beneficio neto (restando además, el coste proporcional del alquiler del almacén, tus trabajadores, luz, etc).

¿Se pueden enviar fácilmente por correo?

Tu nivel de ventas y costes vendrá determinado por el volumen, peso y empaquetado de tus productos, así como por la máxima distancia adonde estos pueden ser distribuidos. No es lo mismo si quieres vender carteras de piel a todo Mexico, que puedes almacenarlas y enviarlas en una caja muy atractiva, que vender muebles online, como camas o colchones cuyo volumen y peso los convierten en un reto tanto para almacenar como para enviar.

¿Permitirás devolución?

Para vender online tienes que reducir cualquier posible dolor de cabeza o desconfianza del comprador, por lo que te recomiendo que contemples que los compradores tendrán la posibilidad de devolver tus productos si no están satisfechos, y eso será un riesgo (y potencial coste) que debes asumir; al igual que –según qué productos– debería ofrecerse garantía por algunos años. Esto también significa que si crees que tus productos no pueden devolverse una vez entregados por cualquier razón (higiene, calidad, etc.) entonces podrías tener más dificultades vendiéndolos online.

¿Cuánto va a gastar cada usuario contigo?

Piensa si tus clientes suelen comprar más de un elemento cuando visitan tu tienda online o si las compras suelen ser individuales. Además de eso, ¿volverán a comprar más en un determinado periodo de tiempo? Si vendes una cama, probablemente el cliente hará un solo pedido de una sola cosa, pero si eres un supermercado comprarán varias y al consumirlas podrían volver a por más, por lo que su fidelización es muy importante.

¿Cuál es tu propuesta única de venta?

Tu artículo debe ser distinguido de alguna forma ante la competencia. Si es producción propia eso no será difícil ya que tendrás tu propia marca; pero si por el contrario vendes productos fabricados por otras marcas, entonces tienes que diferenciarte ofreciendo una experiencia única a tus usuarios en tu web, en su entrega, en su retorno, en el servicio al cliente, regalos o descuentos entre otros.

Esto es aún más importante si esos productos se venden en mercados online más grandes como Amazon, etsy o ebay. Aunque esos son marketplaces en los que tú también podrías vender si bien deberás competir principalmente con precio; pero si vendes a través de ellos, incítalos a comprar directamente contigo la próxima vez.

Leave a Reply