EL FUTURO CERCANO DEL SEO

Debido a toda la nueva tecnología que día a día incorporamos en nuestros procesos, el posicionamiento de tu empresa en el mundo digital cambiará mucho en los próximos años, o meses.

EL FUTURO CERCANO DEL SEO

Las búsquedas nativas en apps se incrementarán Las búsquedas se realizarán cada vez más desde aplicaciones nativas, que ofrecerán experiencias y soluciones completas a sus usuarios. Por ejemplo, Facebook, WhatsApp, Maps, Airbnb o Amazon. En consecuencia, las respuestas estarán ligeramente influenciadas por el ecosistema o red social de donde provengan. Google ya no monopolizará la posición de “mejor fuente de resultados”.

Esta será mucho más diversificada.

Para seguir posicionado en un buen lugar, tu esfuerzo deberá ir más allá. Te deberás asegurar de que tu página web tiene una versión móvil (imagino que eso ya es obvio), pero además, tendrás que tener en cuenta todas estas plataformas y herramientas. Por ejemplo, incluir en tu versión móvil un botón de ‘compartir en WhatsApp’, que enlace tu web con los contactos que el visitante guarda en su dispositivo. Así, si uno de ellos busca un restaurante en su app, el tuyo podría aparecer como primera opción. Esto, debido a que algunos de sus contactos han escrito reseñas sobre tu negocio.

El tráfico de pago dominará los resultados en Google En 2017, la mayoría de los resultados mostrados en la página de Google siguen siendo orgánicos, pero no las primeras 4 posiciones. Esto significa que casi todo lo que vemos antes de mover la página hacia abajo, son anuncios. Por mucho esfuerzo que inviertas en optimizar tu web, incluso si consigues posicionarte en el número 1 entre los resultados SEO, es probable que no seas el primero que vean los usuarios. Pero no desesperes. Los esfuerzos y técnicas de SEO no serán en vano, por estas razones: Muchos usuarios utilizan adblockers, por lo que los anuncios desaparecen de su vista y los resultados orgánicos aparecen como primeras opciones.

Las técnicas SEO y de usabilidad no solo te deberían importar por un tema de posicionamiento.

También te permitirán ofrecerle una mejor experiencia a tus visitantes. Si lanzas una campaña de publicidad enviando tráfico a una página de aterrizaje específica, esta será, en teoría, más pobre en optimización y contenido que tu web principal. Pero si aplicas los primeros principios explicados en esta fase, Google incrementará tu Quality Score o puntuación sobre relevancia, y te cobrará menos por cada clic.

Optimiza tu web para que sea leída Los wearables están aquí para quedarse y expandirse. Al ordenador de mesa y la portátil se añadirán cada día nuevos competidores, que reducirán su uso.

La experiencia web en pantallas cada vez más pequeñas, e incluso sin pantallas, producirá que la interacción con esos dispositivos se realice muchas veces mediante comandos de voz. Así que, si quieres ir un par de pasos adelante, asegúrate de que tu página web puede ser leída y entendida fácilmente por un robot. Para ello, integra números de teléfono reconocibles, mapas con direcciones integradas, imágenes y vídeos.

Todos estos elementos con sus respectivas descripciones y etiquetas ALT. Pronto, los hologramas estarán aquí y las pantallas podrán ser proyectadas en cualquier superficie y momento.

Quizá producidas por esos mismos wearables. Entonces, el diseño y la usabilidad serán protagonistas, y probablemente tengamos que adaptarnos de nuevo. Para concluir, mantente atento a las nuevas tecnologías. Observa los resultados y servicios que ofrecen.

Sigue optimizando tu página adaptándola a los nuevos asistentes por voz como Alexa de Amazon o Google Home que conectan toda tu domótica en casa y que también harán búsquedas online y leerán la información al usuario.

Leave a Reply